Es habitual que uno arranque el año haciendo reflexiones, balances y se ponga objetivos nuevos con miras a reforzar el animo con el que se enfrentará al año entrante.

Esto generalmente termina antes de Enero.

No es tanto el desear, como el hacer. No es tanto el proyectar, como el concretar. No es tanto el idealizar, como el vivir.

Gente, tratemos de enraizarnos un poco mas en el momentum presente y no apostar tanto a un futuro que es solo una conjetura.

Vivamos.

 

 

 

Probablemente porque hay cosas que aun ahora no entiendo, probablemente porque todos estos años han pasado rapida, fugazmente sin darme tregua entre un golpe y otro, golpes que  he buscado a ciegas, en medio de la oscuridad, como remedio a mi ceguera natural, mientras camino tambaleante en medio de esta larga Noche, es que llego a esta situacion, a estas instancias.

Porque sigo sin arrepentirme de haber continuado, de haber vivido a pulso, aun a costa de todas esas lagrimas, de todas esas noches en vale viendo pasar la luna en su recorrido irregular, de todas esas mañanas grises y del curso incesante de la vida desoyendo toda suplica ni tregua.

Pero no quita que he cometido errores. Y estos me demuestran, me recuerdan, que estoy vivo, que soy humano, que la sangre que siento correr por mis venas es una recordatorio de una chance mas, de una oportunidad de volver a intentarlo, de volver a recordar y reaprender quien y qué soy.

Entonces recuerdo y me enfoco y entiendo nuevamente que cada segundo que pasa es inalterable y eterno y durante ese segundo, estoy en paz y siento que la armonía es posible. No dura mucho, pero ahí está. Y son esos pequeños momentos de oasis los que me permiten seguir adelante.

Momento de sacudirse el polvo del camino, respirar hondo y seguir adelante, adonde sea que este te lleve…

 

Escribo esto, luego de mucho tiempo sin actualizar.

Sabemos como es la cuestion; uno escribe cuando tiene la necesidad de contar algo y esto no siempre sucede. Porque si bien la vida es lo suficientemente dinamica como para que siempre te esté pasando algo, no siempre uno es arrastrado por esa necesidad emergente de contar como andamos por casa.Y a veces, simplemente, uno tiene la cabeza demasiado colmada de cosas como para poder tomarse el tiempo de ponerse en orden.

A mi, al menos, me pasa así.

La necesidad nace de, supongo, mis propias crisis. De mis pequeñas fosas abisales de locura y autoaborrecimiento, de dias de dicha y calma, de momentos de surrealismo y otredad, de sueños y proyectos que nacen y se desarrollan de maneras que no puedo preveer o que mueren antes de dejarme algun sabor en la memoria.
Me estoy volviendo viejo, probablemente. No solo por un tema de edad inevitable; por el replanteo reciente sobre como me afectan los vinculos, el papel que tienen en mi vida y como y de qué manera adquieren paulatinamente, en algunos casos, intempestivamente, en otros, una importancia que seguramente no habría de darles de estar un poco mas estable animicamente. Porque, claro, como se notará a la distancia, tampoco lo estoy.
Lo que antes parecía inmutable, ahora me vengo a dar cuenta que es algo tan subjetivo como la vida misma. Tardo en caer cuando se trata de las cosas elementales, siempre fue así.

Y mientras todo esto pasa, veo al mundo plantar las semillas de su propia destruccion, mientras a la par comienza a nacer entre mi gente un sentimiento de unidad, de permanencia, de proposito, de union mas alla de los limites impuestos por las naciones, la cultura y el entorno cotidiano, mientras todo esto pasa, los mares se inquietan cada vez más, la tierra tiembla y los volcanes vuelven a entrar en actividad, mientras los animales huyen, los pajaron cambian sus rutas migratorias y demás pequeñas señales… mientras todo esto pasa, la gente sigue con su dia a dia, sigue con sus luchas, sus pequeñas tragedias, sus modestos triunfos, sus planes, sus proyectos, sus sueños a corto y a mediano plazo, su devenir esforzado.

Y mientras todo esto pasa, yo sigo tratando de entender cual es el papel que me ha tocado en suerte interpretar, mientras el sol se sigue ocultando, la luna sigue sin hacer acto de presencia y tengo a las estrellas innumerables como toda companía, luego de tantos afanes, tantas promesas de amor rotas por los cuatro costados, tantas ilusiones, tantas pequeñas felices coincidencias…
El viento traerá cosas nuevas, como siempre ha sido y siempre será, pero a veces uno tiene que abstraerse y lejos de tomar todo lo que la vida ofrece generosamente, empezar a replantearse si eso es lo que uno necesita.

Y aunque ese replanteo, esa busqueda, te insuma toda tu vida, es al igual que la lucha por la dignidad y el valor de la libertad humana, un esfuerzo que al final siempre vale la pena.
Que se suelten, entonces, todos los vientos del cielo…

A veces la vida parece ponerte a prueba, endilgarte una tarea mas pesada de la que tus hombros son capaces de aguantar y entonces no dejas de preguntarte ¿cual es el sentido de todo esto?

A veces nos sentimos como plumas llevadas por el viento de la vida, arrastrados por eventos de los que no somos siquiera participes y movidos en direcciones que no corresponden a lo que deseamos.

¿Para qué?


Luego de todos estos años de vivir, de errar, de no quedarme quieto, de caerme y volverme a levantar, sigo sin estar seguro del todo del para qué. Honestamente, me sobrepasa. Hombres mas inteligentes, mas capaces y mejor preparados que yo se han planteado estos temas durante siglos: yo no pienso siquiera en la idea de dar una respuesta general.

Sí se mi respuesta, mi propio parametro, mi propia guia, dentro de mi paradigma y dentro de mi manera de ver el universo.

Que mi vida entera ha sido una sucesión continua de pruebas, de hechos hasta un cierto punto predeterminados, basta con el simple hecho de mirar atrás y contemplar su entretejido de eventos. Hay un orden, una lógica subyacente aunque esta se me escapa en cuanto a profundidad. Puedo ver hacía donde este camino me lleva, pero no puedo ver el camino en sí o por donde habrá de hacerme andar… solo puedo ver la meta, iluminada con los últimos haces de un crepúsculo lejano.

Y ahora… ahora estoy en una encrucijada, otra vez. Sé que todos los caminos me llevarán en la misma direccion, pero varía en cada caso el tiempo que tarde en llegar y el estado en que habré de llegar, lo que es mas importante aun… Y ante esa disyuntiva no sé qué hacer, simplemente cierro los ojos y dejo que el viento me guíe una vez más.


[Aria Por la Noche cuando Todo es Envuelto con el Ala de la Oscuridad]

Mis deseos que no se hacen realidad
son como un poco de grano
llenado por la noche profunda.

Si es que hubieras crecido
con las gotas de la luna.
¿En qué clase de camino crecería el brote?
¿Y qué color sería su flor?
Florecera silenciosamente.
¿En algún lugar de este sueño?

Si yo envío mi deseo,
a la persona
quien no esta mas aquí.

Lo que estará en cada noche
es el silencio de la oscuridad.
Si puedo encontrar esa sonrisa
y esa gentil voz otra vez.
Aun estare deseosa
de echar todo fuera.

Mis lágrimas albergan el rocío de tarde
caendo en el pasto.
Y bajo esos brotes , mis recuerdos
estan bailando silenciosamente.

Si dejo mis infactibles penas ,
en el cielo,
ellas conduciran las alas de los murcielagos
y disfrutaran de la luz del amanecer.
Pero desapareceran
¿Al acabar el sueño de esta noche?

Mis sentimientos son por siempre,
y eternamente,
persistiran en las profundidades de mi corazón.

¡EL QUE SIGUE! ¿CUÁL ES TU NOMBRE, PEQUEÑA… Vaciló, pero se recuperó, y continuó… PERSONA?
—Nobby Nobbs, Padre Puerco —dijo Nobby. ¿Era él, o esta rodilla sobre la que estaba sentado era mucho más huesuda de lo que debería ser? Su trasero discutió con su cerebro, y los hicieron callar.
¿Y HAS SIDO UN BUEN DUE… UN BUEN ENA… UN BUEN GNO… UN BUEN INDIVIDUO?
Y repentinamente Nobby descubrió que no tenía ningún control de su lengua. Por propia decisión, sometida a una terrible compulsión, dijo:
—S…
A simple vista Hogfather, la novela de Terry Pratchett parecería otra adaptacion al cine de una novela fantastica poco conocida. Pero tiene una produccion y un elenco tan bien orquestado, que definitivamente la pongo entre las mejores peliculas que vi el otro año.
De otra manera, no estaria escribiendo esto, ¿verdad?

Más allá de su tono de comedia, rescato la reflexion final de la novela, la discusión entre Susan y su abuelo, Muerte, sobre lo que es Creer;
—Muy bien —dijo Susan—. No soy estúpida. Estás diciendo que los humanos necesitan… fantasías para hacer la vida soportable.
¿DE VERAS? ¿COMO SI FUERA ALGUNA CLASE DE PASTILLA ROSA? NO. LOS HUMANOS NECESITAN QUE LA FANTASÍA SEA HUMANA. PARA SER EL LUGAR DONDE EL ÁNGEL CAÍDO SE ENCUENTRA CON EL SIMIO EN ASCENSO.
—¿Hadas Diente? ¿Padre Puerco? ¿Pequeños…?
SÍ. COMO PRÁCTICA. TIENES QUE EMPEZAR A APRENDER A CREER EN LAS PEQUEÑAS MENTIRAS.
—¿De modo que podamos creer en las grandes?
SÍ. JUSTICIA. PIEDAD. DEBER. ESE TIPO DE COSAS.
—¡No son lo mismo en absoluto!
¿ESO CREES? ENTONCES TOMA EL UNIVERSO Y MUÉLELO HASTA EL POLVO MÁS FINO Y TAMÍZALO A TRAVÉS DEL CERNIDOR MÁS FINO Y ENTONCES MUÉSTRAME UN ÁTOMO DE JUSTICIA, UNA MOLÉCULA DE PIEDAD. Y CON TODO… Muerte agitó una mano. Y CON TODO ACTÚAS COMO SI HUBIERA ALGÚN ORDEN IDEAL EN EL MUNDO, COMO SI HUBIERA ALGUNA… ALGUNA RECTITUD EN EL UNIVERSO POR LA QUE PUEDA SER JUZGADO.
—Sí, pero las personas tienen que creer en eso, o qué sentido tiene…
MI SENTIDO EXACTAMENTE.
Ella trató de ensamblar sus pensamientos.
HAY UN LUGAR DONDE DOS GALAXIAS HAN ESTADO CHOCANDO DURANTE UN MILLÓN AÑOS, dijo Muerte, a propósito de nada. NO  TRATES DE DECIRME QUE ES CORRECTO.
—Sí, pero las personas no piensan en eso —dijo Susan. En algún lugar había una cama…
CORRECTO. LAS ESTRELLAS ESTALLAN, LOS MUNDOS CHOCAN, HAY APENAS UN LUGAR EN EL UNIVERSO DONDE LOS HUMANOS PUEDAN VIVIR SIN CONGELARSE O FREÍRSE, Y CON TODO CREES QUE UNA… UNA CAMA ES UNA COSA NORMAL. ES EL TALENTO MÁS ASOMBROSO.
—¿Talento?
OH, SÍ. UN MUY ESPECIAL TIPO DE ESTUPIDEZ. USTEDES PIENSAN QUE TODO EL UNIVERSO ESTÁ DENTRO DE SUS CABEZAS.
—Nos haces parecer locos —dijo Susan. Un buen lecho tibio…
NO. TÚ TIENES QUE CREER EN COSAS QUE NO SON VERDADERAS. ¿DE QUÉ OTRA MANERA PUEDEN SER? dijo Muerte.


Meat Loaf : I’d Do Anything For Love
Cargado por IRONMADMAN. – Videos de música, entrevistas a los artistas, conciertos y más.


Y dice Jordan:

Estamos bajo el punto de vista de un granjero adinerado. No es que sea rico, pero las cosas le van lo bastante bien para tener contratados varios peones de labranza que trabajan para él. El granjero mira hacia el norte y ve nubes en el horizonte, unas nubes negras y plateadas, no grises en tonalidades más o menos claras, como a las que se refiere la gente cuando ve nubes oscuras o argentadas, sino un color negro puro y plateado puro. Además, se desplazan de forma extraña; este hombre es granjero y está familiarizado con los fenómenos atmosféricos, y esas nubes se mueven con rapidez, por lo que deberían llegar sobre la granja en una o dos horas, pero… es como si no se acercaran.

Hay truenos, pero no parece que procedan de las nubes. A veces suenan en el horizonte, otras veces retumban casi encima de la granja, y en otras ocasiones se mueven también hacia atrás y hacia delante por el cielo. El granjero aparta la vista de las nubes y cuando la alza de nuevo, las tiene casi encima de él, y los truenos siguen retumbando por todo el cielo.

Entonces ve a un amigo de la ciudad que se acerca calzada adelante; es el herrero, que conduce una carreta cargada con sus pertenencias. Detrás del carro va atada una vaca lechera. También lleva gallinas metidas en jaulas, y muebles, y todo tipo de cosas. El herrero se detiene para hablar con el granjero y le dice que se aproxima una tormenta y que se marchan hacia el norte. El herrero empieza a explicarle al granjero el sitio, detrás de la herrería, donde ha enterrado el yunque, así como el lugar en que ha enterrado sus mejores herramientas, y que su esposa ha lustrado las ollas de cobre que le gustaban a la esposa del granjero, y que las tiene en la cocina, esperando que vaya a recogerlas.

El granjero le pregunta que qué pasa, y el herrero sólo contesta que se aproxima una tormenta. La esposa del herrero va también en la carreta; le entrega al granjero un cesto lleno de huevos, y le dice que son para su esposa. Se disponen a reemprender la marcha y el herrero le da un consejo a su amigo: “Tienes un fogón de forja para reparar las cosas de la granja ¿verdad? Coge la mejor guadaña que tengas y haz con ella una lanza. No uses la segunda mejor guadaña, ni la tercera mejor; ésta será el arma que utilizarás más a menudo. Si luchas contra un jinete y le ensartas con la lanza, lo desmontas del caballo. Con las guadañas que sean la segunda y la tercera mejor que tienes, forja espadas.”

El granjero le pregunta cómo se hace eso, y el herrero le dice que una espada es básicamente la hoja de una guadaña.”Coge un trozo de madera y ponlo en el extremo para que la mano no se te escurra hacia la hoja. Coge otro trozo de madera y clávalo para que sirva de empuñadura.” Después, el herrero le dice que sacrifique las vacas y las trocee; van a necesitar comida, y habrá hombres bien dispuestos a pagar por esa carne. Una tormenta se aproxima.

Mientras el herrero se aleja, su esposa sale de la casa y le pregunta qué ocurre. El granjero dice que era el herrero y que la esposa del herrero le ha dado un cesto con huevos para ella. La esposa del granjero dice que ha sido un bonito detalle y, pensando que la mujer del herrero volverá después a buscar el cesto o que mandará a alguien a recogerlo, empieza a sacar los huevos y los va poniendo en el delantal. El granjero le explica que le han dicho que se aproxima una tormenta y que se marchan al norte por alguna razón, y que el herrero ha enterrado el yunque y las herramientas, y le ha dicho dónde están enterrados, y que las ollas de cobre que le gustan, recién bruñidas, están en la cocina esperando a que ella vaya a recogerlas. Y entonces, oye un “crac, crac, crac” y se vuelve y ve que los huevos se caen del mandil de su mujer, que lo mira con fijeza, conmocionada.

El granjero va al fogón de la forja y busca su segunda mejor guadaña. Entonces se detiene y descuelga su mejor guadaña, y empieza a quitarle el mango. Llama a sus peones para que vayan allí, y les dice que empiecen a recoger las cosas, porque se van hacia el norte. Los hombres le preguntan que qué pasa, el granjero sólo dice: “Se acerca una tormenta, nos vamos al norte.” Luego empuña un martillo y se pone a golpear la guadaña para quitarle el mango; los martillazos resuenan más fuerte de lo normal, levantando ecos que no tendrían que sonar, casi como un trueno, cuando el martillo golpea en la guadaña, y le retumban dentro de la cabeza; y es casi como si oyera una voz que repite con cada martillazo: “La tormenta se acerca, la tormenta se acerca, la tormenta se acerca.”

[Muchisimas gracias a Mila, por su dedicacion y paciencia para darnos esta traduccion a pesar de lo atareada que se encuentra. A ella, mis cordiales saludos]

Mil años después de la inundación que acabó con la emergente raza universal
Un Dios apareció y en instantes concibió la existencia de un nuevo ser.

Somos ciclos/ somos uno más
Alzar amor tanto / alzar amor hacia otros lugares
Alzar amor dando / alzar amor terminando sin final

Milenios después de la creación de ese nuevo ser que encontró las pruebas del ayer
Nunca logró entender si eran hijos del final o de la consecuencia de no amar.

Somos ciclos / somos uno más
Alzar amor tanto / alzar amor hacia otros lugares
Alzar amor dando / alzar amor hacia inmensidades
Alzar amor tanto/ alzar amor terminando sin final…

© 2012 Areilis Suffusion theme by Sayontan Sinha